El reportaje de pareja entre los días fríos y oscuros del invierno, lució el sol y casi sin poder creernos nos acercamos a la playa con Eunate y Miguel a pasar una tarde que pocas veces se olvida.

La playa de las  Landas de Iparralde fue nuestro marco y la complicidad de Eunate y Miguel el lienzo para el reportaje.

Hasta llegar a la playa tuvimos que hacer nuestro esfuerzo, maletas repletas de ropa de cambio por si acaso, las ruedas que dejaban el rastro en la arena, y de repente, un paisaje embriagador se abría en nuestro camino.

Una vez elegido el estilismo, manos a la obra… cógela entre tus brazos así, dile algo bonito al oido… y poco a poco toda la pasión sale a flote. La verdad es que me lo pusieron bastante fácil, sólo me tocó guardar sus gestos, sus abrazos, sus risas, sus bailes en la retina de la cámara y en mi corazón.

Eskerrik asko bikote zuek zeraten bezala kamara aurrean agertzeagatik.